La contaminación como un problema mundial

La contaminación se define como la presencia en el medio ambiente de sustancias que alteran la composición del agua, del suelo y del aire a tal magnitud, que tiene consecuencias sumamente negativas afectando el bienestar de todos los seres vivos.

Asimismo, representa uno de los problemas más graves en la actualidad y aunque es una realidad desde hace mucho tiempo, durante los últimos años ha alcanzado dimensiones realmente insólitas.

Con respecto a las causas de la contaminación, se trata de todas las actividades humanas, es difícil encontrar alguna de ellas que no ejerza un impacto negativo en el ambiente, pues todas producen desechos sólidos, líquidos o gaseosos nocivos que deterioran, además existen varios tipos de contaminación.

¿Cuáles son los tipos de contaminación? 

tipos de contaminacion

La contaminación del aire es uno de ellos, producida por agentes como el dióxido de carbono producido en la combustión para la producción de energía y calefacción, el monóxido de carbono de las combustiones incompletas, el dióxido de azufre en el humo de las fábricas y centrales eléctricas y los óxidos de nitrógeno de motores de combustión interna, hornos, aviones, incendios, entre otros.

También la contaminación del agua producida por los fosfatos en las aguas de cloacas, provenientes de detergentes y químicos, es decir, elementos que provienen de las actividades industriales y son conducidas a ríos y mares. Igualmente destacan el mercurio, el plomo, el petróleo y los plaguicidas y por supuesto, las actividades domésticas diarias ejercen un importante efecto contaminante, estas generan residuos que contribuyen a la contaminación.

La contaminación del suelo es otro de los tipos, producida por sustancias químicas como fertilizantes, la tala y quema de bosques, la basura creada a diario y el contacto con las aguas contaminadas. Por último, la contaminación sónica, la cual es generada por los altos niveles de ruido provenientes de carros, cornetas, aviones, equipos de sonido con máximo volumen, entre otros.

Todo esto genera el deterioro del ecosistema, destruye los recursos naturales y al mismo tiempo, genera enfermedades tanto para los humanos como para los animales, en muchos casos llevando a la muerte, por esto la importancia de evitar la contaminación. 

El reciclaje es la respuesta

el reciclaje

Detener la contaminación representa un trabajo arduo, pero sin duda es necesario comenzar en ello para poder salvar el futuro del planeta. Pero uno de los pasos que aunque pequeños resulta imprescindible incentivar la cultura del reciclaje.

Muchos se preguntan como reciclar, al respecto el primer paso es clasificar los desechos sólidos antes de que se conviertan en basura, según los varios tipos de materiales y en segundo lugar, llevarlos a centros de acopio donde cada material es procesado con los métodos correspondientes para transformarlo en otro objeto útil.

Incluso, conviene comenzar a reutilizar, por ejemplo, encontrar un nuevo uso para algún objeto, como crear piezas utilitarias con botellas y materiales plásticos. De esta manera es posible evitar la contaminación y comenzar una cultura de cuidado al medio ambiente, se trata de pasos simples pero con efectos increíblemente importantes, se trata de la vida del planeta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *