Conociendo a los animales invertebrados

En el reino animal encontramos una inmensa variedad de animales que no pertenecen al subfilo vertebrados, específicamente nos referimos a los invertebrados, los cuales a diferencia de los vertebrados no poseen columna vertebral ni esqueleto articulado interno y representan más del 90% de los animales que existen en el planeta.

Características de los invertebrados

Los animales invertebrados por lo general son de tamaño pequeño y pueden ser encontrados en una diversidad enorme de nichos ecológicos, desde la profundidad del océano y pasando por diferentes sustratos de la superficie terrestre, su número exacto aún no se conoce con exactitud, siendo un estimado de 1,8 millones de especies en años pasados.   

La característica principal en el animal invertebrado es la ausencia de esqueleto articulado Interno, aunque han sustituido esta carencia con el desarrollo de lo que se denomina exoesqueleto o caparazones externos de consistencia dura, un claro ejemplo de esto son los insectos.

La inmensa variedad de invertebrados existentes incluye a las siguientes especies; artrópodos, anélidos, moluscos, equinodermos, cnidarios, poríferos, platelmintos y nematodos. Esto sin mencionar al gran número de microorganismos que tendrían cabida dentro del subfilo invertebrado y los cuales aún no se encuentran clasificados por la ciencia zoológica.

Cabe destacar que el mayor número de invertebrados observables a simple vista está conformado por los insectos, los cuales suman aproximadamente un millón de especies, seguida por los arácnidos y en tercer y cuarto lugar por los moluscos y los crustáceos respectivamente.

El papel que desempeñan mucho de los animales invertebrados dentro del medio ambiente, es de una importancia fundamental para la vida en el planeta desde el plancton marino que sirve de alimento a un gigantesco número de especies marinas hasta la labor de polinización efectuada por las abejas en su transitar por la naturaleza, permitiendo así la generación de frutas y semillas por parte de las plantas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *