Metas climáticas, buscando cero emisiones de carbono

Para nadie resulta un secreto los cambios climáticos que se vienen sucediendo desde muchos años atrás, a raíz del crecimiento de los  países y sus zonas urbanas e industriales, con sus cada vez mayores necesidades y consumo de energía eléctrica y combustibles fósiles; oímos con demasiada frecuencia sobre los fenómenos altamente perjudiciales para la salud de nuestro planeta tierra y por ende para la vida de todo lo que en ella habita,  tales como calentamiento global, reducción de la capa de ozono, lluvia acida los cuales son solo algunos de esta lista negativa.

Planes para el presente y futuro de nuestras ciudades

Existe un consenso internacional, en cuanto a la problemática del calentamiento global producto de las actividades humanas, el cual es el desencadenante del llamado cambio climático; en este sentido gran parte de los países del mundo identificados como los mayores generadores de gases de efecto invernadero, han asumido un compromiso para desarrollar políticas y acciones conducentes a reducir en un 90% para el año 2050, la emisión de estos nocivos gases a la atmósfera del planeta.

En este sentido dichas acciones buscan como principal objetivo la sustitución de los combustibles fósiles como fuente de energía a utilizada en los procesos industriales y urbanos en la actualidad; esta sustitución es viable a través de la generación y utilización de energías renovables y no contaminantes tales como la energía eólica, solar, hídrica, geotérmica entre otras fuentes más.

Además de lo antes planteado se hace necesario un reacondicionamiento de las ciudades ya existentes, hablamos de toda la infraestructura actual, modificar edificios para que usen la energía de manera más eficiente, rediseñar y adecuar a las nuevas fuentes de energía las redes eléctricas de las grandes ciudades, así como también, el cambio del parque automotor de combustión interna actual, a nuevas formas de transportación menos contaminantes.

Todas las acciones que se tomen para detener este fenómeno tan perjudicial para la vida en el planeta, serán la garantía de un futuro para la existencia de la humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *