Cuidando el agua en las escuela

Desde temprana edad, es importante que los niños aprendan a valorar el agua ya que este recurso ha ido disminuyendo año tras año y hoy en día, menos de la mitad de la población mundial tiene acceso al agua potable. En las escuelas se debe crear conciencia mediante acciones precisas para ahorrar agua.

Las instituciones educativas al ser lugares con un alto volumen de personas día a día, son sitios donde se desperdician grandes cantidades de litros de agua, por ejemplo en sanitarios, piscinas, gimnasios o en áreas de limpieza. Por esto es necesario darle un uso adecuado.

Cómo ahorrar agua en la escuela

En cuántas ocasiones te has percatado de las botellas de agua medio llenas en el basurero? Esa agua ya no será utilizada más. La instalación de bebederos ayudará al ahorro de agua en cuanto a la hidratación de los estudiantes se refiere. Esta es una solución óptima ya que se evitaría la compra de agua embotellada.

Asimismo es importante la creación de campañas institucionales direccionadas a la orientación en ese sentido, donde se promueva cerrar los grifos cuando se laven las manos, siendo esta una sencilla manera que podría ahorrar hasta cuatro litros por persona.

Al ir al baño no  arrojar desechos en los inodoros, cada vez que se baja la palanca de ellos, se gastan entre ocho y diez litros de agua, y si hay que repetir la operación será mucho mayor el número de litros desperdiciados. Instalar sanitarios con un bajo consumo de agua es una excelente idea.

Las campañas para el ahorro  del agua debe empezar por evitar que los niños jueguen con agua, es algo que no debe permitirse en las instituciones educativas, por ello son necesarias este tipo  de orientaciones para ahorrar agua en la escuela.

Prevenir las fugas de agua en las instalaciones de la escuela (comedor, baños, gimnasios). De esa forma se evita un gasto de agua que a lo mejor pase desapercibido. Utilizar productos de calidad en las acometidas ayudará en este sentido.

Como puedes ver estas sencillas alternativas enfocadas en el ahorro del vital líquido en las escuelas ayudarán a no desperdiciar un recurso natural que poco a poco empieza a escasear en nuestro planeta.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *